Uruguay: un paciente murió luego de ser trasladado en carretilla a un centro médico

Carretilla

09 de abril de 2021

Abren investigación por un paciente que murió en policlínica luego de ser trasladado en carretilla

La ocupación de camas de cuidados intensivos orilla el 80 por ciento en el país

El intendente de Isidoro Noblía asegura que “no hubo omisión del personal de salud”. Pero una vecina del lugar dio una versión totalmente diferente y dijo que el hombre “falleció esperando” ser atendido

En el peor momento de la pandemia de coronavirus en Uruguay, un hombre fue trasladado en carretilla a una policlínica de la localidad de Isidoro Noblía, donde falleció por un paro cardíaco. 

Por el confuso episodio el director de la Red de Atención Primaria (RAP) del departamento de Cerro Largo, Jonathan Milán, solicitó abrir una investigación administrativa. Según la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva (SUMI), hay una ocupación total del 80 por ciento de las camas de cuidados intensivos y el 48 por ciento corresponde a enfermos de covid-19. Debido al faltante de camas, algunas ambulancias llegan a esperar hasta 10 horas para poder ingresar a pacientes infectados.

 

Un vecino se contactó con la policlínica para llevar al paciente, que había sufrido un paro cardíaco. 

Personal médico y de enfermería autorizó el traslado pero no se pidió una ambulancia, que aparentemente estaba disponible. “No hubo omisión del personal de salud”, aseguró sin embargo el intentente de Isidoro Noblía, Fabio Freire, según reveló el portal Subrayado.

Él avisó que iba a traer al paciente. Nunca avisó que lo iba a traer en carretilla. La ambulancia estaba ahí. Si se solicitaba el servicio, el servicio estaba”, se defendió por su parte Jonathan Milán, director de la RAP en Cerro Largo. Según relató Milán, al arribar a la policlínica trataron de reanimar al paciente sin éxito.

Tras el fatal desenlace, Milán dispuso el inicio de una investigación administrativa. “A grandes rasgos, la idea es ver si hubo irregularidad”, aseguró y agregó: “Le pedí al médico tratante que hiciera la denuncia para que le hicieran la autopsia”.

Silvia Martil, vecina del fallecido, dio una versión muy distinta de los hechos a Subrayado. “A Carlitos, la persona que llevó al paciente, le dijeron que no había doctor y que no había cómo llevarlo. Por eso decidió tomar la carretilla. Demoraron en atenderlo, algo muy común aquí en Noblía”, aseguró Martin.

La vecina de Isidoro Noblía, localidad cercana al límite con Brasil, agregó: “Le dieron unos guantes y le pidieron a Carlitos que lo bañara. Les dijo: ‘Yo no vine a bañar el paciente, vine para que lo revisen. Demoraron en hisoparlo para saber si era coronavirus. Falleció esperando“.

Más allá de las versiones cruzadas, lo cierto es que el sistema de salud hace días que empezó a evidenciar los primeros signos de saturación en Uruguay. Las esperas se vuelven interminables para los ambulancieros debido al faltante de camas de terapia intensiva. La situación se hace más evidente al recorrer las salas de emergencia en Montevideo, donde el personal aseguró al diario El País que “esto nunca se vio”.



No hay comentarios

Añadir más