Un menor de 17 años es el quinto detenido por el crimen de un gendarme en Roldán

menor17

Gustavo Alberto Elorrieta apareció asesinado dentro de un aljibe, en medio de una disputa familiar. Ya fueron detenidos su esposa, su hijo, un amigo de este y otra persona mas.

Un adolescente de 17 años fue detenido en las últimas horas por personal de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) del Ministerio de Santa Fe, acusado de participar en el asesinato de un gendarme, ocurrido a fin de julio en la ciudad de Roldán y por el cual otras cuatro personas fueron apresadas.

La Brigada Operativa de Homicidios de la AIC realizó este miércoles a la madrugada un nuevo allanamiento por el crimen del efectivo de esa fuerza de seguridad federal Gustavo Alberto Elorrieta.

 

Detenido_por_el_crimen_del_gendarme_Gustavo_Alberto_Elorrieta.jpeg

El pasado 29 de julio se realizaron varios operativos que derivaron en las detenciones de otras cuatro personas: Mercedes Encina Flores, de 47 años (esposa de la víctima); un hijo menor de edad del gendarme (puesto a disposición de la Justicia), Alex Alex Miguel Jesús Galarza, de 18 años (allegado al hijo del efectivo); y Mario Luis Faetini, de 26 años.

El allanamiento efectuado en las últimas horas se realizó en la calle Liniers 200 de Roldán, donde detuvieron a R.L.U de 17 años.

Por orden de la jueza de menores María del Carmen Mussa se dispuso que el menor sea trasladado a la sede de AIC en calidad de detenido e incomunicado por «encubrimiento».

Este jueves se le tomará declaración indagatoria a este adolescente, de quien se sospecha que sería quien condujo el auto de Elorrieta para llevar el cuerpo desde el lugar del crimen hasta el aljibe donde fue depositado.

Tras permanecer 19 días desaparecido, el cadáver del gendarme fue hallado en el interior de un aljibe del casco de una estancia abandonada de la ciudad de Roldán el 29 de julio.

Lo último que se supo del gendarme fue que a principios de julio hasta ese lugar para visitar a sus hijos, pero luego, sus allegados y su actual pareja perdieron contacto.

El domingo 10 de julio a las 23:30 el efectivo le envió un mensaje de texto a una empleada de Gendarmería con quien mantenía una relación sentimental.

En esa comunicación le dijo que había llegado bien a Roldán adonde iba de visita a su familia compuesta por su esposa y dos hijos: un muchacho de 17 años y una niña de 11.

Elorrieta había viajado en su Volkswagen Bora gris y su plan incluía pernoctar en la casa familiar de Larrea al 1200, pero posteriormente se perdió todo rastro con él.