Un comentario del periodista Martín Arévalo sobre la denuncia a Sebastián Villa generó indignación

repudio

Sebastián Villa fue denunciado en las últimas horas por violencia de género, abuso sexual y tentativa de homicidio. Por estas horas la Justicia analiza la situación del colombiano de Boca, que ya tiene denuncias previas por temas similares.

La mujer, cuya inicial es R., declaró que cuando discutían Villa se mostraba como “una persona sumamente violenta y agresiva”. Tras conocerse la noticia, el periodista Martín Arévalo se refirió al tema en Radio La Red. Sus palabras generaron una fuerte indignación en las redes sociales.

“Estuve averiguando y esto se va a dirimir en la Justicia. Lo dije en su momento: Boca debía vender a Sebastián Villa, no por capricho, sino por que a partir del primer episodio (se refiere a la denuncia de su expareja) cada vez que él quiera salir o ir a bailar y tome una decisión de estar con una persona, y esa persona no tenga buenas intenciones, le van ir a golpear la puerta para hacer un problema”, dijo el periodista de La Red y de ESPN.

Apenas Arévalo pronunció esas palabras, aparecieron mensajes en las redes sociales para criticar lo que había dicho. De hecho rápidamente se convirtió en tendencia de Twitter.

El momento que desencadenó la denuncia penal de R. contra Sebastián Villa

El día del hecho denunciado fue el 26 de junio de 2021, “cuando el señor Villa me pide que lo acompañe a una casa de un Barrio Cerrado cercano a donde él se encontraba viviendo en la Localidad de Ezeiza, para ser parte de un asado en donde se hallaban varios compañeros del plantel de Boca Juniors”.

Sebastián Villa.
Sebastián Villa.

La víctima comentó que “sobre las 22 horas aproximadamente, Sebastián había ingerido una gran cantidad de alcohol y si bien estaba acostumbrada a verlo en ese estado, empezó a hacerme una escena de celos porque yo habría tenido –según el denunciado- un encuentro con un compañero del plantel. En el transcurso de esta escena, comenzó a elevarme el tono de su voz y en consecuencia a ponerse más violento de lo habitual, razón por la cual, dicha circunstancia hizo que nos retiráramos de la casa/quinta en donde se realizó el asado, ello poco después de las 22 horas, aproximadamente”.

La mujer relató que se dirigieron a la casa de Villa y que allí llegaron varias personas que habían sido invitadas por un amigo del futbolista de Boca Juniors. “Es así que por el hecho de encontrarnos con tanta gente dejamos de discutir y nos distanciamos”, expresó en la denuncia.

“La peor situación de mi vida”

Según lo que consta en la denuncia, la gente comenzó a retirarse sobre las 23:30 porque Villa debía descansar, finalmente se va el amigo que había convocado a las personas y le pide, antes de irse, “que cuide a Sebastián y que lo convenza de ir a dormir”

Allí, continuó R., “comenzó lo que fue la peor situación de mi vida. El denunciado me empezó a hablar mal y a maltratar. Tras insultarme, y al verlo en ese estado violento, le advierto que de seguir con dicha actitud me iba a retirar e irme. Frente a dicho planteo, me manifestó que se iba a portar bien y luego por unos minutos se calma y me propone de ir a dormir. Así las cosas, estábamos acostados porque nos íbamos a dormir como una noche habitual, Sebastián había tomado más de una botella de whisky”.

Sebastián Villa fue denunciado por violencia de género (Foto: Télam).
Sebastián Villa fue denunciado por violencia de género  

“Él me estaba acariciando en la cara, cuando de repente se pone violento, me aprieta con fuerza la mandíbula y la nuca, me pega una cachetada y me dice ‘¿te gustaron mis compañeros?’En ese momento me pongo realmente mal y comienzo a llorar y le digo: ‘Pará, Sebastián, ¿qué hacés?’ Entonces frena y le digo que me quiero ir, sin saber si esa violencia se iba a agravar por mi intención de huir. Me responde que me calme, que pare con la bobada y que no me enoje, y a partir de ahí creí que se iba a calmar por lo que seguimos acostados”.

“En ese momento, estaba absolutamente aterrorizada, y se me vino a la cabeza los antecedentes de violencia que tenía Sebastián, según los medios de comunicación. Allí, él cruzó un límite que no había cruzado antes, el de levantarme la mano, lo cual para mí ya era motivo categórico de ruptura. Yo sentía entre temor y bronca por el golpe recibido, sin saber cómo actuar, realizando un análisis interno de cual sería el proceder que me evite agravar mi vulnerable posición, teniendo en cuenta que afuera solo se encontraba su seguridad, quien de manera indiscriminada se ocupa de tapar absolutamente todas las acciones de Sebastián, y en quien yo en ese momento no confiaba”.