Rosario: alertan sobre un grave impacto en la salud de la población por el humo de las quemas

ad2ea4e88f305e0b7c0ac500f5856a96_L

El nivel de partículas llega a ser 17 veces superior al máximo admitido por la OMS por los incendios en las islas.

El humo que cubre la ciudad de Rosario por la quema de pastizales en las islas del Paraná, llegan a superar hasta 17 veces los niveles admitidos con un «grave impacto para la salud».

Así lo indica un informe elaborado por la Universidad Nacional de Rosario (UNR), que señala que los niveles de partícula en el aire que respiran los habitantes de la ciudad superan entre ocho y 17 veces los máximos admitidos por la Organización Mundial para la Salud (OMS).

El trabajo de los científicos de la UNR apuntó a evaluar la incidencia en la población rosarina de los incendios mantenidos en forma constante desde 2020 en islas y humedales el río Paraná por la sequía y por la irresponsabilidad de particulares.

La conclusión es que los niveles de contaminación generan un “grave impacto” y amenazan “la capacidad de recuperación pulmonar y cardíaca de las personas”, según el informe reproducido el sitio Rosario 3.

La OMS fija límites promedio en 24 horas en 15 microgramos/m3 para PM2.5 (2,5 micrones) y 45 para PM10 (10 micrones).

En el estudio «Impacto de las emisiones derivadas de la quema de pastizales en el Delta del río Paraná en el periodo Junio-Agosto 2022″, se determinaron dos momentos críticos.

“Entre el 6 y el 7 de agosto se registraron los primeros focos de incendios frente a Rosario, de acuerdo a la plataforma Firms-Nasa. El 8 de agosto los vientos en dirección este y sudeste predominaron las primeras horas de la mañana, llevando el humo a la ciudad de Rosario», indica el informe. En la mañana de esa jornada se registró entre 125 y 200 gr/m3 para el PM2.5 y PM10, respectivamente, entre cuatro y ocho veces más que el promedio de los límites internacionales.

Por la tarde, el viento dispersó el material y disminuyeron los niveles de concentración, pero en horas de la medianoche del martes y la madrugada del miércoles 10 la contaminación volvió a dispararse.

El informe indica que las partículas superan entre 11 y 17 veces la línea roja del tope de la OMS durante el peor momento, entre la 0 y la 1 del miércoles 10.

De acuerdo con el mismo medio, no es necesario que la exposición a la contaminación del aire sea muy prolongada y se indica que los valores de los últimos días “son indicadores del riesgo que representan para la salud humana”.

Se señala que «la contaminación del aire conlleva efectos en la salud incluso en concentraciones muy bajas; de hecho, no se ha podido identificar ningún umbral por debajo del cual no se hayan observado daños para la salud”.

“Los últimos días los habitantes de Rosario han estado expuestos a niveles de contaminación extremadamente alta, la cual amenaza la capacidad de recuperación pulmonar y cardíaca. Por lo anterior, el grave impacto en la salud no debe subestimarse independientemente del periodo de exposición”, se alertó.

En los últimos días, se incrementaron las consultas de urgencia en los centros de salud donde se dan sobreturnos poder atender a los pacientes que sufre problemas respiratorios y oculares a raíz del mencionado humo.

La especialista en alergia e inmunología Natalia Cochet señaló que el 92% de los pacientes que atendió durante los últimos días eran personas «con problemas ocasionados por el humo que se expandió por toda la ciudad». «Tuvimos un aluvión de pacientes crónicos que sufrieron agravamiento de sus cuadros, y también llegaron pacientes nuevos», explicó en declaraciones publicadas por La Capital este jueves.