Macri acusó al oficialismo de “iniciar una cacería de enemigos simbólicos”

caceria

El ex presidente rechazó los discursos de odio que el Frente de Todos a la oposición, la prensa y la Justicia. 

El ex presidente Mauricio Macri publicó un extenso comunicado en el que lamentó el hecho violento que puso en riesgo la vida de la vicepresidenta (Cristina Kirchner) y que mereció el repudio de todas las organizaciones y los dirigentes, pero aseguró que “está siendo ahora utilizado por el kirchnerismo de forma partidaria para iniciar una cacería de enemigos”.

El mensaje, publicado en sus cuentas de Twitter y Facebook, de que el oficialismo “les atribuye, sin ninguna racionalidad, la instigación a ese ataque”. Además, contrastó el manejo de los dirigentes del Frente de Todos con “la austera y responsable reacción que mereció de parte del Dr. Alfonsín su atentado en 1991, cuando de inmediato se negó a situarse como víctima o a utilizar políticamente el ataque como un ariete”.

Luego de que un hombre haya intentado dispararle sin éxito a la vicepresidenta mientras ingresaba a su domicilio en Recoleta, diversos referentes del oficialismo y afines aseguraron que se trató de una consecuencia de los supuestos “discursos de odio” que replican la oposición, ciertos medios de comunicación y la Justicia. Días atrás, incluso, Máximo Kirchner, había dicho que “están viendo quién mata al primer peronista”.

“A diferencia de la sabiduría de Alfonsín, hoy vemos cómo en sus discursos, declaraciones, tweets y manifestaciones públicas captadas por cronistas de la televisión, dirigentes y militantes del oficialismo señalan con furia la supuesta responsabilidad de la prensa en haber incitado al atacante a intentar matar a la vicepresidenta”, apuntó Macri.

En ese sentido, criticó también a Eduardo “Wado” de Pedro. “El propio ministro del interior estableció un vínculo directo entre editoriales de diarios, radio y televisión y el ataque a Cristina Kirchner. Esta atribución es tan irracional como el propio atentado y puede poner en peligro la vida de periodistas, la integridad de los medios de comunicación independientes y, a continuación, a la democracia misma”, dijo.

Sobre el final, señaló que desde el oficialismo se está “usufructuando el atentado a Cristina Kirchner para alentar la persecución a la prensa y a la Justicia” y que “usan la oportunidad para debilitar dos columnas esenciales de la democracia y, en ese acto, cambiar el curso de los acontecimientos judiciales que todos conocemos”.

Y, a modo de cierre, el exmandatario y uno de los líderes de Juntos por el Cambio, puso énfasis en “que no hay ninguna posibilidad de democracia sin libertad de prensa y que la libertad de expresión no es solamente el resultado de la falta de prohibiciones, sino también de la ausencia de amenazas y amedrentamientos; un derecho de todos los argentinos como lo expresa la Constitución Nacional”.

“Estamos atentos, estamos juntos, creemos en la libertad de prensa y en la independencia de la Justicia, creemos en la democracia. No nos dejamos confundir”, concluyó.