La prohibición de aborto en EEUU afectará más a mujeres vulnerables económicamente, dice Financial Times

786cbb4f016ba9df9a111843b2dd0f79_L

Una cuarta parte de las mujeres entre 15 y 44 años en Luisiana y Mississippi, donde se activó la restricción, están por debajo del umbral de pobreza federal.

La prohibición del aborto en Estados Unidos incrementará más la presión sobre las mujeres vulnerables económicamente en medio de la alta inflación y los temores de recesión, informó el periódico británico Financial Times.

Aproximadamente una cuarta parte de las mujeres de 15 a 44 años de edad en Luisiana y Mississippi, donde se han activado las prohibiciones del aborto, están por debajo del umbral de pobreza federal de Estados Unidos, indicó el informe.

«Las mujeres más vulnerables económicamente serán probablemente las más afectadas por las prohibiciones estatales, que se espera que exacerben las desigualdades sociales existentes en medio del mayor cambio en el acceso a la atención del aborto en 50 años», añadió el artículo.

«Las personas con recursos pueden viajar… (y) encontrarán formas de pedir píldoras por internet… Es muy probable que las personas más ricas puedan eludir las leyes de sus estados y las pobres no», cita el informe a Diana Greene Foster, demógrafa y experta en política reproductiva de la Universidad de California en San Francisco.

Cerca de 30 millones de mujeres de entre 15 y 44 años viven en estados que ya han prohibido o pueden prohibir el aborto en todo el estado desde la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos de anular el caso Roe contra Wade, de acuerdo con el informe.

 Otros problemas

Por otra parte, las prohibiciones estatales del aborto impiden que las mujeres obtengan medicamentos esenciales, informó la agencia Reuters.

Missouri ahora prohíbe casi todos los abortos y el metotrexato se puede usar para interrumpir un embarazo, de manera que comoresulta ser uno de los primeros medicamentos recetados por los médicos para tratar la artritis reumatoide, que afecta a más de un millón de estadounidenses, queda vedado el acceso a dicho fármaco.

Docenas de mujeres en estados como Texas, Alabama, Georgia, Carolina del Sur y Tennessee también enfrentaron para obtener metotrexato, ya sea por problemas en las farmacias o porque dicen que sus médicos han suspendido la prescripción del medicamento, según publicaciones en las redes sociales revisadas por Reuters y los grupos de defensa de los pacientes Global Healthy Living Foundation y Arthritis Foundation.

Más de 30 estados promulgaron leyes que restringen el acceso a medicamentos que pueden usarse para interrumpir un embarazo.

En Texas, ahora es un delito grave dispensar metotrexato a una persona embarazada de más de siete semanas que lo usa para interrumpir un embarazo e

Indiana prohíbe el aborto con medicamentos, incluido el metotrexato, a partir de las 10 semanas de embarazo.

Otras seis leyes estatales mencionan específicamente el metotrexato como un medicamento que induce el aborto, dijo Steven Schultz, director de asuntos legislativos estatales de la Arthritis Foundation.

Estas leyes tienen un “efecto escalofriante” en los médicos y farmacéuticos, lo que a menudo los lleva a no dispensar medicamentos que también pueden causar abortos por temor a repercusiones legales, dijo la profesora de derecho de la Universidad de Temple, Rachel Rebouche.

El miércoles, la agencia de salud del gobierno de los Estados Unidos instruyó a las farmacias minoristas que están obligadas a surtir las recetas bajo las leyes federales de derechos civiles, calificando la negación del metotrexato como una posible discriminación.

La orientación gubernamental subraya el amplio impacto potencial de limitar tales recetas, pero puede no ser suficiente para anular las preocupaciones sobre las prohibiciones estatales.

«Ayuda a transmitir el mensaje de que existen reglas federales que se pueden aplicar. Tendremos que esperar y ver qué está dispuesto a hacer el gobierno federal para garantizar que las personas tengan la información que necesitan», dijo Rebouche.

Los farmacéuticos están atrapados en el «fuego cruzado» entre las regulaciones federales y estatales en conflicto, dijo en un comunicado la Asociación Nacional de Farmacéuticos Comunitarios, que representa a 19,000 farmacéuticos independientes.

Los portavoces de dos de las cadenas de farmacias más grandes de los Estados Unidos, Walgreens Boots Alliance y CVS Health, dicen que instruyeron a sus farmacéuticos para que confirmen que el metotrexato no se usará para interrumpir un embarazo antes de dispensarlo a personas en estados que prohíben el aborto en muchas circunstancias.

Fármaco de uso extendido

El metotrexato, un medicamento genérico económico fabricado por más de media docena de compañías, se prescribe comúnmente para tratar enfermedades autoinmunes como el lupus y ha sido aprobado para tratar la artritis reumatoide durante más de 30 años.

También se usa para tratar el cáncer y, en dosis mucho más altas, puede interrumpir embarazos, abortos espontáneos completos o terminar un embarazo ectópico potencialmente mortal.

El año pasado se escribieron unas 500.000 recetas de metotrexato al mes, según la firma de investigación de mercado farmacéutico IQVIA.

Las restricciones al aborto con medicamentos podrían consagrarse aún más en la ley. El fabricante de medicamentos GenBioPro actualmente está desafiando una ley de Mississippi que requiere que los pacientes vean a un médico en persona para obtener mifepristona, un medicamento que se usa en el aborto con medicamentos.

Los legisladores que no tienen formación médica pueden abrir una “caja de Pandora”, con efectos de largo alcance en otras áreas de la medicina, dijo Michele Goodwin, profesora de políticas de salud global en la Facultad de Derecho Irvine de la Universidad de California.