Detuvieron a la empleada doméstica por el crimen de los jubilados en Vicente López

empleada

Para la justicia la mujer de nacionalidad paraguaya fue partícipe del robo. Trabajaba con la familia desde hacía más de 11 años.

Sigue la conmoción por el asesinato de dos jubilados en Vicente López y la última noticia en torno a este caso es que la empleada doméstica, que fue quien los encontró muertos en el auto, quedó detenida ya que para la justicia fue partícipe del robo y crimen.

Fuentes judiciales informaron que María Ninfa Aquino de 64 años y que trabajaba desde hace más de 11 con los jubilados habría sido la entregadora que facilitó a los asesinos el ingreso a la casa de las víctimas para que concretaran el robo.

Luego de la declaración de la mujer y el allanamiento en su casa se constató que tenía un monedero donde guardaba la llave de la caja fuerte y es la que se usó para abrirla y extraer todo el dinero que había adentro.

Este estremecedor hecho se conoció el jueves al mediodía cuando personal policial llegó al lugar tras el llamado de una mujer que los alertó de que dos personas habían sido asesinadas y se encontraban dentro de su Mercedes Benz que se encontraba estacionado en el garage.

9770977E-2E18-4339-ABC0-88C00F1F9589-scaled.jpeg

Tras la investigación se indicó que los cuerpos de las dos personas pertenecían a las del abogado José Enrique del Río, de 75 años y su pareja María Mercedes Alonso de 72.

Enrique recibió tres disparos y Mercedes un tiro en la cara y la justicia sostiene que se trató de dos asesinados para encubrir el robo ya que faltaba dinero en la caja fuerte y diversos objetos en la casa. Asimismo, confirmaron que los jubilados se iban a mudar a Capital Federal en las próximas horas por lo que la investigación continúa en el rumbo de una planificación.

Se constató a su vez que no había puertas ni cerraduras forzadas por lo que el papel de la empleada habría sido fundamental para que se llevara a cabo el robo. Aquino será indagada este viernes acusada de ser partícipe necesaria de un doble homicidio criminis causae.

El informe preliminar de la investigación reveló cómo fueron los crímenes. La mujer iba en el asiento de conductor y su esposo en el de acompañante. Ambos fueron asesinados por la espalda, Alonso volteó para enfrentar al delincuente y es allí cuando recibió el disparo en la cara.

Otro de los puntos que tomó por sorpresa a los investigadores es que los delincuentes se llevaron los archivos DVR de las cámaras de seguridad de la casa.

Vecinos y familiares de los jubilados indicaron que se trataba de una pareja que tenía bastante dinero ya que poseían playas de estacionamiento en la Ciudad de Buenos Aires, casas en Pinamar y se estaban por mudar a un departamento en la Av. Libertador.