Asesor sexológico posadeño se volvió viral en redes por organizar una fiesta swinger con locación secreta

5

Próximamente se hará una fiesta swinger en la capital misionera. Este encuentro busca «que las parejas se conozcan en un espacio cómodo y de confianza», aseguró Augusto Labella, asesor sexológico y co-organizador del evento

Por cuestiones de privacidad y respeto de las parejas que concurran a la fiesta swinger, el lugar del evento está reservado exclusivamente para aquellos inscriptos, quienes tendrán información del lugar a partir de mañana.
Labella anticipó que son 40 personas las que formarán parte de la fiesta hasta el momento, y contó que aún recibe mensajes de interesados en participar, destacando que, en esta oportunidad, «superó ampliamente nuestras expectativas y debimos ampliar el cupo de la fiesta, porque había mucha demanda», añadió.
El encuentro contará con servicio gastronómico y bar, así como espacio de discoteca y habitaciones privadas con roomservice; también habrá un local de sexshop. Durante el evento también se organizarán charlas, juegos y asesoría sexual para quienes estén interesados.
La práctica swinger, consiste en un intercambio de parejas, donde uno de los miembros mantiene relaciones sexuales con el de otra pareja, y viceversa. Si bien históricamente esta práctica se inició dentro de grupos héteros, actualmente se experimentan intercambios con parejas diversas, tanto homosexuales como trans y demás disidencias.
Para algunos un tema tabú, ahora los especialistas la recomiendan para evitar la monotonía de pareja. Más de 10 mil personas en Argentina se unieron a este fenómeno social y una de las fantasías sexuales más comunes.
fiesta swinger
El co-organizador de la fiesta aseguró que esto, «demuestra que la sexualidad se amplió mucho, así como sus prácticas». En este sentido, reiteró que la fiesta privada no es exclusivamente con el fin de concretar encuentros sexuales, sino brindar un espacio cómodo y privado para conocer «gente con la misma onda», expresó.
Detalló que en el evento no se permitirá el uso de celulares salvo para comunicarse por alguna cuestión urgente. Esta decisión fue resultado de experiencias pasadas donde muchas personas ajenas al evento, «por morbo» -consideró- escribían y pagaban por información sobre la fiesta y quiénes participaban.
Al respecto, el educador sexual reiteró que las pautas que rigen las prácticas swinger son el consenso, la tolerancia y, sobre todo, respeto y privacidad. Luego, cada pareja organiza y acuerda las actividades y condiciones internas de ese intercambio.
Por otro lado, Labella recomendó que estos encuentros están pensados para parejas ya consolidadas y que mantienen un vínculo de hace años, donde prima la confianza. Dado que algunas situaciones pueden prestarse a confusión o conflictos entre parejas que recién se incian o acuden sólo por el deseo de experimentar.
Anticipó que, luego de este evento, programarán otros con nuevas actividades y temáticas, no exclusivas para swingers. Así, «iremos sumando otras temáticas para que la gente tenga una amplia gama para explorar y divertirse», sostuvo.

Las fiesta swinger en Argentina

Una práctica instalada en Argentina desde hace más de 25 años, que no distingue edad. Se calcula que hay 10 mil parejas que participan. En la actualidad, este fenómeno no sólo se manifiesta entre matrimonios sino también en parejas recientemente conformadas que no superan los 35 años. «Antes de la aparición y difusión de los movimientos swingers, decidir la inclusión de otros en la cama era una alternativa que sólo unos pocos transgresores o buscadores de placer se animaban a probar», detalló el especialista, Walter Ghedin, médico psiquiatra y sexólogo.

Las pautas del acuerdo de intercambio son estrictas y claras: no compromiso afectivo con las personas invitadas a participar, el uso obligatorio del condón; «el no es no» cuando la persona o la pareja rechaza el ofrecimiento.

«Las personas que acuerdan este tipo de propuesta tienen una buena capacidad para disociar la imagen del otro, al que se ama, acompaña la vida cotidiana y proyectos comunes, para focalizar la atención (y el goce) en ese aspecto del otro que lo recorta casi exclusivamente como sujeto sexual», agregó Ghedin.

En algunos casos subyace la idea de evitar el dolor del engaño que produce la infidelidad, en otros es una «prueba» o «desafío» para probar el amor vincular, y en otros casos, será por simple deseos o ganas de pasar por prácticas sexuales nuevas.

 

Consejos del especialista

-Pensar bien en los pro y los contra personales y vinculares.

-Acordar con la pareja este tipo de prácticas.

-No al compromiso emocional.

-Evitar situaciones de riesgo como «levantes» callejeros o personas desconocidas.

-Existen clubes o lugares de encuentro de personas que gustan compartir los juegos sexuales.

-Uso obligatorio del preservativo

-Tratar de que sea una práctica más y no la única forma de obtener altos niveles de placer sexual.