Almirante Brown, La Matanza y Lomas sumaron medio millón de votos y amortiguaron la caída del peronismo

cascallares

También hubo triunfos en otros distritos menores de la Tercera. En caída en Quilmes fue la más resonante del sur del Conurbano

La Matanza, Lomas de Zamora y Almirante Brown se consolidaron como bastiones del peronismo y sumaron medio millón de votos, un número clave para que la caída no sea aún mayor.

El Frente de Todos en esos distritos gobernados por Fernando Espinoza, Martín Insaurralde y Mariano Cascallares 555.264 votos y en los tres municipios el peronismo le sacó márgenes importantes a Cambiemos.

En La Matanza, Espinoza consiguió 291.500 votos. Eso le permitió al Frente de Todos llegar al 46%, mientras que Cambiemos no logró superar el 27% en las dos listas internas.

En Almirante Brown, Cascallares superó los 126 mil votos a la lista opositora. El oficialismo consiguió el 45% de los votos, mientras que Cambiemos quedó a cerca del 29%. En tanto, en Lomas de Zamora, la diferencia fue algo menor. La lista de concejales del Frente de Todos cosechó el 43% de los votos y Cambiemos llegó al 33%. Esos distritos permitieron a la tercera sección ser la única de la provincia en la que el Frente de Todos se terminó imponiendo por más de 10 puntos.

También hubo en algunos distritos más chicos como Ensenada, Avellaneda, Berazategui o Florencio Varela. Sólo la tercera sección parece salvarse de un domingo para el olvido. Mientras tanto, ya comenzaron a reorganizar la campaña de cara a las generales de noviembre.

Del lado de las derrotas, la más resonante fue la de Mayra Mendoza en Quilmes que se enfrentaba con el ex intendente Martiniano Molina. El Frente de Todos alcanzó los 35 puntos y quedó por debajo de Cambiemos que superó los 42 puntos. La candidata a concejal de Mendoza fue Cecilia Soler quien ocupa la secretaria de Obras del distrito.

Lo curioso de Quilmes es que limita con otros distritos donde el peronismo cosechó buenas elecciones como Lomas, Almirante Brown, Florencio Varela y Berazategui.

En el último tramo de la campaña la tensión entre oficialismo y oposición venía creciendo en ese distrito, en especial en las redes sociales. En Twitter hubo mensajes cruzados entre Mayra, Molina y el Jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, con mutuos pases de factura especialmente entre Larreta y Mayra.

Molina optó por mantenerse al margen de la polémica, retwitteando mensajes de su referente político sin meterse de lleno en la disputa.

Fue en plena campaña cuando Rodríguez Larreta visitó el centro de Quilmes. Tras una recorrida apuntó a uno de los problemas más sensibles en ese distrito: la inseguridad.

 

«Quilmes está atravesando un momento difícil: la zona comercial, que tanto había crecido durante la gestión Martiniano, hoy está muy golpeada por la crisis y la escasa ayuda recibida y la inseguridad aumentó muchísimo en todo el municipio».

Mendoza no dudó en responderle: «No te contesté antes porque estaba trabajando. Se ve que vos no», escribió: «Vos Horacio Rodríguez Larreta, tu jefe Mauricio Macri, tu socia Maria Eugenia Vidal y tu empleado Martiniano Molina dejaron el país, la provincia y a Quilmes destruido. Tan desastroso fue que la ex gobernadora de la provincia no puede ni defender su gestión y se fue hacer TikTok a CABA».