Lula es un verdadero faro para Latinoamérica

lula el mito

Lula ya es un mito viviente

 

 

Por Ramón Valdez

 

 

Lula, forjado en la resistencia y la lucha, jamás iba a elegir una embajada para pedir asilo y ser un refugiado político. El ex presidente da otra muestra que la “lucha continúa”, como el mismo afirmara en el mismo momento que el juez Moro lo conminara a entregarse

 

No quiero abordar este tema dentro de las contradicciones y amañamiento judicial que le propina el establishmen a quien se hizo voz de los silenciados y explotados por una elite que aprisiona al pueblo brasileño desde siempre.

La historia pública de Lula se fue formando al calor de las luchas. Fue obrero metalúrgico y en los talleres y las fábricas comenzó a generar conciencia de dar batalla por los derechos de los trabajadores. Fue representante gremial y se convirtió en el máximo referente de su gremio, los metalúrgicos.

Los laureles de Lula hay que buscarlos en su osadía de enfrentar al régimen sangriento que gobernaba su país. Fue uno de los principales organizadores de las mayores huelgas durante la dictadura militar, que pusieron en jaque al régimen y aceleraron su caída.

Su gobierno fue realmente revolucionario. Durante sus ocho años como presidente de Brasil, hizo reformas y radicales cambios que produjeron la transformación social y económica de Brasil. Triplicó su PIB per cápita según el Banco Mundial, al punto de convertir a la República en una potencia mundial.

Su gobierno fue determinante para sacar de la pobreza a unas 30 millones de personas en menos de una década; a la salida de Lula de la presidencia, 52 millones de personas (el 27% de la población) se beneficiaban de programas sociales que le daban la posibilidad de comer.

Lula tiene claro que para transformar las estructuras nefastas de un estado al servicio de los poderosos, tiene que dar señales claras que ningún cambio se realiza sin lucha, sin entrega. Es por eso que el dos veces ex presidente brasileño no eligió un exilio dorado, sino que el oprobio de la cárcel pergeñada por la crema y nata de los poderosos.

Lula viene a constituir para Brasil y Latinoamérica toda, un verdadero faro, un claro ejemplo de desprendimiento personal y construcción colectiva. Es esta altura ya se ha constituido en un verdadero mito viviente.


No hay comentarios

Añadir más