Fango de depravaciones

infierno

El infierno tan temido esta entre nosotros

 

 

El infierno anida en los pliegues del poder. Y no es una metáfora. Comenzó a destaparse la olla y la trama de abusos y prostitución infantil llega a lugares recónditos. Funcionarios y periodistas salpicados en perversión a menores   

   

Por Ramón Valdez

nuevoramonvaldez1957@gmail.com

 

 

De repente los medios alineados al gobierno se quedaron sin letra. Los propios funcionarios están atónitos y sin respuestas. Es que la seguidillas de denuncias de trata sexual a menores, no estaba en los planes de nadie y el “gran hermano” que todo lo digita no encuentra, hasta ahora, cómo salir de este fango de depravación escandalosa que involucra a varios funcionarios de primer nivel. Y no se sabe, aun, hasta dónde llegará este estrépito.

Esta situación no debe constituirse en una chicana política, porque termina bastardeando la gravedad de los hechos que corrompe sistemáticamente a nuestros niños; y esto es muy delicado como para reducirlo a una cuestión meramente partidaria. Hay que reclamar, si, que a los responsables les caiga severamente el peso de la Ley. Y esto esta en duda ya que muchos temen que esta deshonesta y vergonzosa situación termine en aguas de borraja. Es que el poder político y mediático están seriamente implicados.

Ya no son las cuentas offshore las que hay que explicar y decir que no hay delito en tener dinero en las guaridas fiscales. Ahora la cuestión es mucho mas grave; están haciendo añicos la inocencia de los niños, dejando en ellos graves secuelas psicológicas. Al no poder decir que no hay quebrantamiento en esto, seguramente se intentará banalizar estos espantosos casos.

Tenemos que estar muy atentos. Que el poder no intente mediatizar bizarramente esta situación, por que de esta manera nos estarán degradando a todos como seres humanos. La situación es extremadamente delicada como para minimizarla y convertirla en algo inocuo.

Es cierto que siempre han convivido entre nosotros seres detestables, perversos que abusan de nuestros niños; pero esta vez el tema cala profundo toda vez que se refugian en la cúspide del poder, con todo lo que ello implica: Acceso a los resorte judiciales, medios de comunicación, y siempre la horrible sospecha que quien goza de las mieles del poder es inmune a la aplicación de la Ley.

Se que mas de uno intentará sacarle beneficios políticos. No es un tema que tenga que ver con lo partidario, porque es un tópico que abarca la dignidad humana,


No hay comentarios

Añadir más