Mapuches detenidos iniciaron una huelga de hambre

huelga de hambre

Fueron capturados cuando bajaban al joven de 22 años aún con vida de la montaña 

La Defensora del Pueblo de Bariloche anticipó que el juez Villanueva podría ingresar al predio ocupado hoy

 

Los dos integrantes de la comunidad mapuche de Villa Mascardi que fueron detenidos el sábado pasado en el operativo de Prefectura en el que murió baleado el joven Rafael Nahuel, iniciaron una huelga de hambre, según consignó su abogada Sonia Ivanoff.

Se trata de Fausto Jones Huala (hermano de Facundo, lonko de la comunidad Resistencia Cushamen en Chubut) y Lautaro Alejandro González, quienes están acusados de usurpación y están incluidos en la causa “NN sobre muerte dudosa” que el juez federal Gustavo Villanueva abrió para investigar el fallecimiento de Rafael Nahuel. 

Ellos dos fueron capturados cuando bajaban al joven de 22 años aún con vida de la montaña y los trasladaron a dependencias de la Policía de Seguridad Aeronáutica (PSA). La abogada denunció que ambos detenidos fueron golpeados en el procedimiento, “incluso delante del secretario del juzgado”. 

Paralelamente, la defensora del pueblo de Bariloche, Beatriz Oñate, anticipó que el juez Villanueva podría ingresar al predio ocupado este miércoles. “Las personas que están en el lugar están dispuestas a que ingresen. Lo que dicen es que el juez no ha ordenado las medidas, que ellos están abiertos a que se lleven adelante. Esto de que no dejan ingresar al juez, hasta donde yo sé, no es cierto”, aseguró en declaraciones a radio La Red.

Oñate es una de las integrantes de la mesa de diálogo que se constituyó ayer en Bariloche, en la que también hubo representantes de la comunidad Lafken Wincul Mapu, que más de un mes atrás se asentó en un predio de Villa Mascardi, a unos 35 kilómetros de la ciudad rionegrina de Bariloche, que reclama como de su propiedad ancestral.

“No me parece bien que una fuerza de seguridad actúe utilizando un arma que es letal ante una situación que supuestamente debía ser para cuidar el lugar para que no se asentaran más personas”, cuestionó Oñate al referirse a la muerte de Nahuel, ocurrida el sábado.

La autopsia realizada sobre el cuerpo de Nahuel determinó que el joven de 22 años fue baleado por un calibre 9mm que ingresó por el glúteo izquierdo y tuvo un recorrido lateral ascendente, el cual comprometió varios órganos vitales hasta quedar alojada en la axila derecha, sin orificio de salida. 


No hay comentarios

Añadir más